1. Gran capacidad de comunicación

Parece obvio pero es una cualidad indispensable ya que estamos hablando de una persona que va a ser la cara visible de nuestra marca en las redes sociales y debe ser capaz de comunicar eficazmente los mensajes que queremos hacer llegar a la audiencia.

2. Capacidad de decisión y buen criterio

El Community Manager debe ser capaz de decidir qué información se puede transmitir a la audiencia y de qué manera. Una organización genera gran volumen de información y es necesario segmentar y decidir qué información debe compartirse, en qué lugar y en qué momento.

3. Empatía

Debemos conocer la audiencia a la que dirigimos el mensaje pero también debemos ser capaces de ponernos en su lugar para saber cómo dirigirnos y establecer una conversación eficaz entre las dos partes.

DOCU_GRUPO

4. Dedicación

¿Horarios? ¿Qué son los horarios? Si buscas un trabajo de 9 a 14h y de 16h a 19h, dedícate a otra cosa. Para el Community Manager se acabaron los horarios, la jornada no tiene fin. Obviamente, cada organización tiene un volumen de audiencia determinado y genera más o menos información, esto condicionará la dedicación requerida.

5. Capacidad de organización

Un Community Manager gestiona mucha información y en muchos medios diferentes. Además debe recopilar el “feedback” de la audiencia para retroalimentar a la compañía.

6. Adaptabilidad

Es muy probable que un Community Manager gestione cuentas de diferentes clientes. Esta diversidad de clientes hace que deba ser capaz de adaptarse al contexto de cada uno de ellos.

7. Actitud conciliadora y sentido común

Toda marca que se expone en Internet corre el riesgo de ser atacada en algún momento. En la mayoría de los casos este ataque vendrá derivado de un error cometido por la propia marca que que vuelve amplificado por el poder viral de las redes sociales. Es necesario una cabeza fría y que no interprete estos ataques como algo personal.

8. Experiencia en analítica online

La actividad en redes sociales genera audiencia, tráfico hacia los contenidos compartidos y responde a unos objetivos marcados. Esta actividad debe ser monitorizada para evaluar nuestra tarea comunicativa y comprobar si se están cumpliendo los objetivos.

9. Capacidad de ceder la palabra a la audiencia

Saber escuchar no es una cualidad muy extendida. Por lo general, a todos nos gusta hablar de nosotros mismos. Si esto lo trasladamos a la comunicación social y no dejamos de hablar de nuestra marca, no tardaremos en ahuyentar a nuestros seguidores.

10. Pasión por la marca

El Community Manager no debe limitarse a ser un mero “altavoz” de la marca. Los usuarios quieren dialogar con alguien de la propia marca, con alguien que crea en ese producto o marca tanto como la persona que lo produce.

 

Descarga directa (35Mb – 216 páginas ilustrado)

click en “saltar publicidad” arriba a la derecha y te lleva directo a la descarga

O si quieres todos los libros del blog –> googleDrive

Anuncios